consejos

Los primeros días del nuevo miembro en la familia suelen ser los más difíciles para sus padres, ya que los cuidados son exigentes y está en una fase de pleno desarrollo. Esta etapa es la que definirá sus posteriores meses. Por esto, nuestro bebé se encuentra en una época de adaptación en la que necesita más que nunca la ayuda de sus progenitores.

 

Con el segundo mes de vida, el bebé ha tenido más tiempo para adaptarse a su vida fuera del vientre. Aquí se empiezan a ver los primeros síntomas de ser social, el pequeño responde a estímulos e interactúa con sus padres y con las personas que le rodean.

 

Es uno de los momentos más esperados, la aparición de los primeros dientes. A la mayoría de los bebés les empiezan a salir entre los cuatro y siete meses. En caso de que tu bebé tenga una dentición precoz, le saldrá el primer diente a los tres años, y en caso contrario tendrá que esperar un año. Aunque hablar de fechas fijas en este caso es difícil. Lo normal es que los niños tengan todos sus dientes de leche fuera cuando tengan entre 20 y 30 meses.

 

Páginas