estimulación temprana

Uno de los aspectos que más nos sorprenden en los primeros días de vida de nuestro bebé es el momento en el que por primera vez nos agarra un dedito. ¿Habéis notado como aprieta con tanta fuerza nuestro dedo que somos capaces incluso de levantarlos con solo unos días y agarrados únicamente de dos dedos? El motivo de este impresionante hecho es la prensión palmar.

 

¿Se parecerá a mamá o a papá? ¿Tendrá el genio del abuelo? ¿Será niño o niña? Estas son algunas de las primeras preguntas que nos hacemos cuando conocemos la noticia de que seremos padres en unos meses, ¿verdad? Pero, además, siempre tenemos una cuestión en la mente, aunque son pocas las veces que las sacamos a relucir: ¿llegará lejos?

 

Páginas